6 mar. 2013

Los sueños llegan y se van como la lluvia



Chavez abrazado a la imagen de Jess. El primer socialista de la historia.

HOY ha muerto Hugo Chávez Frías. El coronel Chávez. Presidente de  la República Bolivariana de Venezuela y defensor de la causa de los pobres en el mundo. Una persona a la que siempre he admirado. La noticia me ha llenado de enorme pesar. He seguido las noticias a través del canal de la BBC internacional. Que se ha dedicado a echar mierda sobre la figura del coronel. En palabras de Eduardo Galeano el más extraño dictador que jamás ha existido. Un dictador que ha ganado todas las elecciones a las que se ha presentado. Que no ha matado ni ordenado asesinar a nadie. Como por ejemplo sí ha hecho y hace el premio Nobel de la Paz Barack Obama. El pecado de Chávez fue combatir al imperialismo yankee y a las multinacionales petroleras que operaban en su país. Un tirano terrible que utilizó la riqueza del petróleo para alfabetizar y mejorar las condiciones de vida del pueblo venezolano. Debo confesar que por unos momentos los ojos se me han llenado de lágrimas. Me imagino a Chávez allí en el hospital atado a la máquina que le inyectaba la adriamicina. El "diablo rojo" como se le conoce en la jerga médica a este fármaco. Me imagino a Chávez comido por el cáncer. Vomitando por la boca puro veneno inyectado en las venas. Me imagino a mi mismo hace unos diez años. También como él atado a una máquina que me bombeaba la adriamicina en la sangre. Recuerdo aún el sabor acre que me dejaba la andriamicina en la boca. Y que me hacía vomitar por dos días. Allí metido en la sección de quimioterapeutizados del Hospital General de Terrassa. En Barcelona. Yo también acudí al Redentor. Como hizo el comandante. Porque Cristo es la última esperanza. La esperanza de los desahuciados. De los que ya ni esperanza tienen. Chávez de alguna manera forma parte de mi trayecto vital en estos últimos años. Porque él siempre ha estado ahí. Como una canción que no acaba de irse de tu cabeza. El coronel representaba a la izquierda transformadora y con rostro humano en el mundo. Un líder simple, rudo y canalla como el pueblo del que salió. Chávez era y es pueblo mismo. Y hoy se ha fundido  definitivamente con el pueblo latinoamericano. Es como un sueño que llegó y se fue como la lluvia. Y que como la lluvia siempre vuelve. Fecundando, regenerando, revitalizando la tierra.

Subo un video que he encontrado hoy. Y del que he tomado el título de este post. Un video donde el comandante habla de su vida. De su infancia. De sus padres.  Y de cómo acabó liderando la revolución popular en Venezuela. Hoy el mundo amaneció un poco más triste e injusto porque se murió un hombre bueno y honrado. Descanse en paz comandante Chávez. Hasta la victoria siempre.



Estadísticas de las Cartas desde el Este

2 comentarios:

  1. Hola
    Cuanto tiempo! ¿Que tal te va todo por el frio Báltico?
    A ver si estamos mas en contacto que ultimamente andamos muy despistados.
    Salud y Revolucion

    ResponderEliminar
  2. Sí Jose Luis por aquí todavía hace un frío que pela. Ahora mismo está nevando un montón. No sé tío a ver si un día nos vemos. Por aquí estará unos días el autor de "Cartas del Este"....deberíamos organizar un encuentro de blogueros alternativos del este de europa. Un abrazo desde Kaunas.

    Argonautas

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios y sugerencias. Te envío un saludo.Argonautas.